domingo, 20 de agosto de 2017

LA FALTA DE POPULARIDAD DEL VIDEOJUEGO

@selinkoso



Durante años hemos visto en conversaciones con un grupo de amigos, en el trabajo o con tu familia o en diferentes escenarios que hablar seriamente de videojuegos puede parecer un completo chiste o una señal de inmadurez (me ha pasado). Se percibe, que es un medio de personas inmaduras, y se establece un tabú que otros medios como el cine o la televisión no poseen sobre sus espectadores. Los estereotipos siguen marcados con el pasar de los años y se resaltan las limitaciones de los juegos. “Jugar es de niños”.

Se puede hablar de cine para conquistar, o de libros para exponer nuestra hoja de vida intelectual o establecer una conexión de empatía con otra persona por medio de la música, del conocimiento de los diferentes artes y tener diálogos profundos sobre estos, lo que resulta ser lo más gratificante: compartir experiencias.  Pero ¿hablar tan intensamente de un videojuego? Puede parecer de personas extrañas, ajenas, diferentes. De nicho. Así, se han sentido todas las personas a las que un medio, por más minoritario y pequeño que sea, les parece fenomenal y profundo. Se marca un estereotipo sobre los que juegan videojuegos, pero también sobre los que leen comics, sobre los que se disfrazan de personajes, o los que ven anime.

Y aun así, durante mucho tiempo he pensado que encasillarse en la palabra “gamer”, nombrarse como una sub especie humana y diferenciarse es un error porque somos exactamente iguales a las ocho mil millones de personas sobre la faz de la tierra. No somos especiales, no somos diferentes, todos podemos ser “gamers” y todos jugamos videojuegos. Pero entiendo por qué desmarcarse.

La razón proviene del hecho de haber jugado Inside porque me ha molestado, la idea evidente, palpable y presente de la existencia de esa separación. Es una lástima, que solo nosotros los que jugamos habitualmente tengamos la oportunidad de tener esta clase de experiencias, que podamos terminarlas, que podamos desarrollarlas, que sepamos donde comprarlas y que sepamos que análisis e ideas se pueden tomar de ellas. No por algún tema de superioridad intelectual sino porque simplemente no desmeritamos el medio, no lo miramos por debajo de nuestro criterio y por qué pertenecemos a ese pequeño porcentaje que juega en esa minoría. Si, aunque esa minoría sea de 2 millones de personas.

Inside es un juego que fácilmente puede superar en sensaciones y formas de narración cientos de miles de libros, series y películas, no solo por su aspecto y diseño audiovisual, sino porque sus ideas y análisis, su sensibilidad, su inmersiva exposición y terror, están siempre presentes. Es un juego que marca profundamente, que embriaga en sonido, en animación y en teorías y que está hecho para que todo el mundo lo juegue. Es más, es una experiencia que no necesita de comparación, por que obedece a las particulares condiciones del medio hechas con ese matiz tan oscuro de originalidad y excepción.

Molesta esa frase tan de la cultura memetica que se enorgullece de ser una minoría que no ha jugado, sentido, visto, leído cualquier experiencia artística por ser masiva o mayoritaria. En realidad se pierden de muchas cosas que pueden ayudar en sus vidas, de conversaciones geniales y críticas, de sentimientos encontrados, de nacimientos de ideas nuevas y frescas, de imaginaciones sin límites. Y lo mismo ocurre con los videojuegos.

Me da pena que sea solo la crítica de videojuegos, y nosotros los que hablemos de las bondades del medio. Me da pena que incluso siendo pocas personas, (personas a las que todavía se les marca un estigma) tengan en su propia minoría, una oportunidad para jugar algo como Inside. ¿Cómo es posible? Que una experiencia tan única, realmente profunda, chocante, accesible, con un mensaje que te deja analizando tu realidad, solo sea, una experiencia de pocos.

Hace unos días leía un post sobre la moda y el vestuario de THE FORCE AWAKENS, que me daba nuevas aproximaciones a algo, en lo que nunca me había fijado. Y me hizo pensar que Inside es aún más un juego de nicho, un juego del que personas que saben de moda, música electrónica, animación, fotografía, escenografía, historia política, arquitectura, diseño y quien sabe cuántas ramas más, no alcanzarán a escribir nada,  no alcanzarán a debatir con nosotros o con cientos de extraños más que pasan por ahí. Que no estarán en la mesa redonda, solo porque no es una obra masiva. Por qué lamentablemente los nichos y los estigmas siguen siendo cerrados y presentes en una era en la que se juega Candy crush 24/7. Mi idea es que debería serlo. Una lastima.

5 comentarios:

Jesus Hernandez dijo...

Ha habido grandes obras: Braid, Fez, Limbo, Ori. Inside se metio dentro de esta categoria de obra maestra, lo jugué el día del lanzamiento y no podía parar, quería terminarlo y no pare aunque tenia un compromiso e iba a llegar tarde, las mecánicas de juego son emocionantes, y superar los retos mas aun. Y si es una lastima que solo con un amigo pude hablar sobre mi experiencia y como sacar el final alternativo. Espero haya mayor aceptación por esta clase de juegos en el futuro, The last Night es una gran promesa y lo espero con ansias, soy seguidor de este tipo de juegos.

Selinkoso dijo...

Has dado en el clavo, el punto mas duro es la imposibilidad de desahogarse con muchas mas personas, como lo tienes con películas o con medios mas populares. Esperemos que Last Night la rompa. Muchas gracias por opinar.


RECUERDEN: estaré hablando de las certezas, referencias y de las preguntas sin resolver sobre el juego en la próxima edición y del final en una tercera parte!

Uchiha_fire dijo...

El problema de los videojuegos no considerados como algo maduro y culto es que, por mucho que nos duela, no es un medio maduro ni que aporte gran cosa, en su gran mayoría. Hay varios puntos por los que jugar a videojuegos no se puede equiparar con cine, pintura o los diseños. A saber yo diré tres:

•Los videojuegos ocupan mucho tiempo en el que no aprendemos sobre el medio ni el arte. Una película, una canción, una pintura, son breves lapsos de tiempo en los que incluso se pueden revisitar y descubrir cosas nuevas. Si utilizas los medios artísticos de expresión para deleitarte con ellos obtendrás mucha información y conocimiento. En los videojuegos no, la mayoría están hechos como una canción pop del momento, para gustar y entretener, sobretodo conforme pasan los años, los videojuegos más reconocibles buscan más ser un producto de entretención de masas, o un eSport que es el paradigma del videojuego como "lotería" para abarcar ese nicho que se siente que no hace más que perder el tiempo con ellos, pues ahora darle una razón para que no sienta eso.

•Casi ningún videojuego sabe usar el medio. Muchos juegos que los aficcionados describimos como obras de arte se basan muy poco en lo que hace único a este medio, la interactividad, y pocos tienen la visión artística de diseñar toda la experiencia desde el sonido hasta la jugabilidad para un mismo fin. Pero es que eso se ve hasta en los comentarios "a ver los gráficos no, pero es muy divertido", "fuah es una historiaza que más da que no tenga una jugabilidad innovadora", "el sonido del nuevo battlefront", "a ver es un poco repetitivo pero empatizas con los personajes". Nadie va a decir de un cuadro de Goya, bueno está guay, pero ese perro de allí lo veo muy renacentista. No. Qué videojuegos hacen del producto entero un medio para expresar algo o contar una historia, como medio de comunicación principal la jugabilidad e interactividad? Poquísimos, Dark Souls el primero, Fez, podemos decir Limbo pero ya al límite. Muy pocos juegos tienen una visión conjunta de lo que quieren hacer.

•La gente piensa que hablar de videojuegos no es maduro, porque la gente que habla de videojuegos no tiene un diálogo adulto y enriquecedor. El diálogo de los aficcionados de videojuegos es adolescente, con escasez de conocimiento del videojuego de cómo se hace un videojuego. Nadie sabe más que decir que un videojuego es bueno o malo por cuatro razones que leí en un blog o porque me hizo sentir bien y no es muy conocido. El diálogo de un aficcionado a videojuegos está muy contaminado por la forma de discutir en las redes sociales y eso es un echo.

Selinkoso dijo...

Has tratado a los videojuegos con varias generalizaciones que encuentro un poco injustas, a eso me referia con que minoria dentro de una minoria es la que juega algo como inside. Tambien has separado valores de produccion tecnica con la importancia artistica, y has menospreciado al medio ante sus logros, que van mas alla de interectividad, emociones, escritura, narracion, inmersion. Por ultimo reduces la descripcion de arte cuando solo se necesita un mecanismo para hacer sentir algo a otra persona por medio de una expresion. Tienes que jugar Inside, journey, flower, What Remains of Edith Finch. Por cierto FEZ me parece una obra fallida. Gracias por tu comentario Madara.

McCloudKen dijo...

Uchiha_fire generalizas en varios aspectos, y con las personas generalizas completamente. Solo mencionaste a Dark Souls y Fez, no has jugado a Braid, FF IX, MSG 3, SotC, ICO, y muchos más que transmiten ideas, argumentos y, aunque te duela, arte.

Claro que con las personas que tu platicas, tienen esa "inmadures", no están a tu altura, pero no todos son así.

Tal vez deberías plantearte de nuevo tu opinión, ya que tu también estas prejuzgando a los que leemos y comentamos en este blog. Y créeme, no somos como tu dices.

Felicidades Selinkoso, has plasmado muy bien lo que pienso. Jugar videojuegos no es solo rescatar a la Princesa, han encontrado la forma de contar una historia con trasfondo, el cual no es fácil verlo a la primera. A mi el que me marcó fue Braid, si hicieras un análisis de él, me encantaria.