miércoles, 6 de julio de 2016

BIENVENIDO EL CAMBIO

@selinkoso



Días después de haber terminado en su máxima dificultad God of war: Ascensión, en marzo del 2013 escribí esto:

Habrá God of war 4, no lo duden. Pero mi preocupación recae en que son evidentes al finalizar el juego, los síntomas de cansancio con respecto a la historia y las formas de juego. Me duele aceptarlo, pero ya todo está dicho. Puede haber miles de armas nuevas, magias nuevas, nuevos Quick Times Events, pero la base, ha sido la misma durante estos 7 años. Han sido todo un festín, no lo dudo, pero al que es momento decirle, suficiente. Ascencion ha dado por cerrado y de una muy buena forma el sistema de combate; el siguiente título tendrá la misión de dar un lavado de cara, estético y jugable a una saga que estoy seguro puede dar más. La esperanza esta puesta, mucha suerte con las nuevas ideas, Sony Santa Monica.

También es conveniente mencionar que en su momento me alarmo mucho la nota que le pusieron a Skyward Sword por parte de gamespot en ese memorable 7, que pese a que se me hace exagerado e injustificado, se por mi propia cuenta a que se refiere.

Ahora bien, el e3 ha acabado y es momento de centrarme en el hecho que mas me haya sorprendido: que god of war y the legend of zelda hayan cambiado de una manera tan dramática según los requerimientos que muchos fans le teníamos.

God of war estaba acabado desde todos los frentes posibles, sus mecánicas pese a que lograron alcanzar la excelencia, con su repetición dejaban de brillar  y su historia estaba tan pegada con saliva que pese al talento de Sony Santamonica , no se pudo hacer nada mas profundo, humano y brillante. Y de ahí parten. La renovación con el control es total, la perspectiva de la cámara que de inmediato lo cambia de genero, el enfoque de la historia, la humanización de Kratos frente a su anterior look tan caricaturesco y estético , y su comportamiento mas calmado y simple. El cambio era necesario, no había forma de recuperar ese típico hack and slash y ponerlo como se ha hecho en 6 títulos casi iguales.

Con Breath of the wild el cambio es aun mas sutil pero sincero. La gente ha llegado a cuestionar la ruptura y el enfoque de este nuevo mundo. Que hayamos corrido a buscar tantas referencias y comparaciones con tantos juegos solo nos induce a no saber que estábamos viendo. Decíamos Dark souls, pero Shadow of the colussus, pero the witcher y aun así tan parecido a una evolución del ultimo metal gear. Frente a los desconocido tratamos de hacer símiles, comparaciones, clasificarle para ponerlo en una zona de conocimiento.

Y es precisamente ese desconocimiento el que brota del cambio sutil, pero en el fondo drástico: la libertad, el hecho de que nadie te guié ni en el control ni en el  mundo , de que se diga que el control es enredado, de que tu pongas los iconos, de que saltes, y de que tengas esa libertad tan abrumadora, era justamente lo que todos estábamos pidiendo a gritos cuando en skyward sword se deja todo tan guiado, tan comentado, tan bien jugado pero aun así amarrado a las cuerdas del titiretero. Es mas, me llegue a molestar por ver rupias, por ver elementos del pasado en este Breath of the wild, que me recuerden una vez mas que pese a que son juegos espectaculares, los anteriores Zelda de consola con excepción de wind waker, son versiones 2.0 y 3.0 de ocarina of time. Ya es tiempo de olvidarle, de lanzarse al cambio, por muy drástico que sea.

Nadie puede quitarnos la enorme emoción que tenemos todos tras verlo, y solo Nintendo puede quitarnos esa preocupación de decirnos: tranquilos chicos, que si sale en marzo. 

No hay comentarios: