jueves, 7 de mayo de 2015

TODO TIENE SU FINAL.

@selinkoso



La noticia de que Dragon Ball volvía a tener una nueva serie posterior a la temporada de BOO, y que trataba de hacer una pequeña eliminación de GT,  me genero cierta indiferencia a priori por que aunque no considere trascendente o inclusive, buena, la ultima saga oficial con aquel Goku pequeño, fue,sea como sea, el final de un ciclo que se inicio en nuestro país en la década de los noventas.

Pese a que repitieron la serie muchas veces en television, años después de su final, muchos como yo llegaron a la conclusión, que la serie ya había contado su historia, y que era el momento preciso tras varios años viéndola para dejarla ir, enterrándola en el fondo de nuestros corazones. Una vez vistas las películas que me hacían falta , decidí pasar pagina, seguir adelante y guardar con cariño lo que habían hecho por nosotros durante tantos años. Por ello las películas recientes me han generado cierta indiferencia y sin importar los resultados, buenos o malos, el recuerdo se me ha quedado intacto, inmaculado y prácticamente irrompible ante la oleada de cosas "nuevas" que se vengan. Como un edificio cuyas bases quedan enterradas en lo profundo de la tierra, que después se cubren quedando ocultas con otros cimientos, ladrillos de eventos durante todos estos años de adolescencia y juventud y otros productos audiovisuales, la serie pertenece a un pasado de algo que supere, y di por terminado, que aprecio, que le da estructura a nuestras vidas, a nuestras aficiones, y que hoy ya queda invisible en nuestras fachadas de experiencias.

Somos una generación exacerbada con la excavación al pasado, a estimular la mente con la nostalgia, a incentivar con mas combustible una llama que grita: "Todo tiempo pasado fue mejor", aunque tengamos 25 años de edad y ya, nos consideremos viejos. Algunas cosas están bien estimuladas cuando en vez de rendir un aburrido homenaje,se esfuerzan por conseguir un aura que evoque el pasado pero que presente cosas nuevas, que revivan universos, pero que narre hechos paralelos, nuevos, frescos y sobretodo con un nuevo final.

Pertenecemos a una generación que apoya juegos de supernintendo en kickstarter, una generación de desarrolladores de juegos que ya empiezan a generar hastío y normalidad en su constante homenaje al pasado y al pixel de los videojuegos de antaño y mecánicas de scroll nausebundas, apoyamos una industria del videojuego que se satura de continuaciones desconectadas, aleatorias una con la otra y completamente abiertas por si el objetivo de ventas no se ha cumplido Y abiertas de verdad para siempre. Mientras ideas nuevas se mueren en listas de ventas o en el olvido.

Entiendo la dureza de dejar ir las cosas, como si fuera en cierto aspecto una cuestión filosófica de la vida, pero va cogiendo uno con los años la dureza y fortaleza de la madurez para dejar ir y enterrar en el pasado nimiedades o pequeñeces que nos hacen felices como estas series, videojuegos o películas que con el tiempo pueden dejarnos entrever el como dejar ir cosas mas serias, mas grandes, mas importantes superando con paciencia momentos difíciles de la vida o tristemente, personas que nos han marcado de buena o mala forma. La vida ofrece inexorablemente una constante sucesión de retos nuevos, de ideas nuevas por aceptar, de incomodidades y sorpresas. No hay nada estático.

Esa es la razón por la que me gustan los nuevos riesgos audiovisuales, las nuevas ideas, las nuevas fotografías, los nuevos héroes, las nuevas estéticas, las nuevas propuestas que comparten el gusto por la vida de verdad, y alimentan la capacidad de sorpresa. Me gusta cuando Marvel lanza unos Guardianes de la Galaxia que casi nadie conoce, que se lanza por Ant.man, que planea hacer una Ms Marvel. Me gusta Nolan por que se sienta con su hermano a escribir cosas nunca antes vistas, que se han inventado en su imaginario, paridas por y para el cine, y sobretodo me gusta el riesgo de la gente que quiere contar historias nuevas. Novedad, originalidad.



Fue sin duda una gran virtud por parte de los creadores de Breaking Bad determinar su escritura de guion, en pro del cierre de la historia, de los personajes, aumentando la necesidad de adelantarse en los capítulos, de subir los ratings de las temporadas finales tratando de apostar como acabarían los rumbos de los protagonistas y cerrando nuestros deseos con candados bien ajustados. Entendimos que era una historia que partía de A a B, y que como la vida real tendría que determinar consecuencias a las decisiones de los personajes, gustara o no, demostrando ademas, que no había ninguna influencia económica, mediática, o critica para seguir estirando una historia sin necesidad. Resulta frustran te en medios audiovisuales cuando mas allá de un narración, hay intereses externos que no quieren culminar la historia, que quieren diluir la fuerza del miedo al final que todos debemos superar en nuestras vidas, y desaceleran un tren que andaba a gran velocidad hasta el punto de descarrilarlo.

¿Alguna vez veremos una trilogía cerrada de un videojuego sin importar su éxito en ventas?, espero a que algún día existan mas videojuegos que entiendan  que su grandeza depende de la importancia de su final, que siempre es bueno escuchar un : " ...y vivieron felices para siempre", o de manera contraria, toparnos con un final de mierda a nuestras historias preferidas, que nos evoque escribir ríos de tinta para fantasear y estimular el imaginario. Deseo que tengamos un ultimo y cerrado Uncharted, una segunda y final historia de The Last of us, o si quieren dejarlo asi, que mantengan preservado en el tiempo unos intocables Journey o Shadow of the colussus. Quiero ver una historia episodica que evite los estiramientos innecesarios y que se enfoque en apretar el acelerador, responder preguntas y cerrar historias, para llegar a buen puerto.


Cerrar un ciclo y culminar una narración, es un hecho inamovible  reflejo de las tradiciones humanas, del cambio, y de la enorme curiosidad. Como sea que termine, nos guste o no, nos beneficie o no, los finales son  una señal de la realidad humana mas allá de la puerta, mas allá de la fantasía en la pantalla del computador o de la televisión. Gracias por leer.

No hay comentarios: