domingo, 25 de enero de 2015

¿QUE MIERDA ESTAMOS JUGANDO?

@Selinkoso




Mi constante defensa por Nintendo esta basada en que muy pocas veces he sentido esa perfección mecánica con el control, esa verdadera sensación de diversión cuando se juega por el simple placer de hacerlo. Una de esas mecánicas que halle sumamente entretenidas en su tiempo y que me fue difícil conversar por  falta de popularidad de la consola fue el como utilizaba Miyamoto, el FLUDD durante los niveles de Super mario Sunshine un juego que carece de aprecio por la fanaticada. Las mecánicas en general son diversas y variadas y provienen de un diseño de juego realmente sublime, en donde se pueden hacer y deshacer cientos de miles de actividades con una idea original ejecutada a la perfección y basada en establecer una dificultad coherente, reducir con sapiencia los niveles de frustración y siempre hacer las cosas muy divertidas para guardar, como en este caso por muchísimos años esas sensaciones con el control.

El resultado es solo conseguido a partir de la experiencia con anteriores títulos de consolas pasadas al hermoso cubo de nintendo. Éxitos que orbitan alrededor de Super Mario World o inclusive si vamos mas atrás en el tiempo a Super Mario Bros 3. Super Mario Sunshine es un juego por el que mataría para que se publicitara y rejugara con vehemencia, para que se recomendara por youtube con cuentos, pantomimas y payasadas; un juego que gameplayers con un aire nostálgico que en su mayoría no sale de la década de los noventa, debería jugar. También podría darse el caso de otros videojuegos que han tenido una planeacion acojonante y cuyo exito es reducido, ya sea por su falta de popularidad o subestimacion  cuyos valores de juego son remar cables y que deberían jugarse. Es mas, no seria justo irse tan lejos cuando en realidad hay juegos de consolas actuales que son increíblemente graciosos, que tienen enormes valores de juego y planificacion en su diseño.


La realidad de los juegos masivos sin embargo camina por otros andares y se enfoca desde el principio en escupir mierda, palabra que no tengo duda en utilizar varias veces en este post, en contra posicion a los  verdaderos generadores de contenido jugable. La comunidad ha decidido destinar sus horas de tiempo en recomendaciones basadas en lo aberrante del juego, en la imposibilidad de jugarlo y en las situaciones supuestamente graciosas. Prefiriendo juegos por encima de la calidad y los aportes en narración y jugabilidad. Durante el 2014, por ejemplo, un juego que llamo la atención de cientos de miles de personas en la comunidad fue GOAT SIMULATOR, incluyendome, asumimos en nuestra buena fe y sin ninguna clase de reparo, que era un literal intento de hacerse pasar por el cabra y tener un rato de pura diversión. 

Coffe stain studios quien lo desarrollo tenia en sus manos un motor grafico que estaba destinando para otro tipo de proyectos, pero se enfrasco en un desarrollo a partir de una idea para poder sacar algo de contenido viral y unos beneficios económicos. Este es un juego que no esta acabado, que sus chistes y mecánicas se basan en errores de programación, bugs y glitches con las fisicas del entorno y que pasamos como si fueran hechos a propósito para divertirnos, el juego gano una mayor publicidad que obras independientes con objetivos bien marcados, que si intentan hacer una mejor industria, o por lo menos tienen algo inteligente que decir. Sin duda, lo que podríamos considerar es que el manejo de su popularidad se salio de las manos de la comunidad y mas allá de las risas y mediana publicidad de un juego, hemos premiado la mediocridad con buenas sumas de dinero.



El éxito de la cabra ha generado una rápida y nauseabunda ola de nuevos juegos que solo tienen un proposito: ser publicitados en youtube. La carrera de los microestudios de videojuegos y de algunos pocos indies, afortunadamente, consiste en desarrollar absolutas mierdas en todos los apartados para generar aberrantes situaciones, que pueden ser divertidas los primeros 5 o 10 minutos y que llegan a cansar al jugador promedio mediante la repetición y el sin sentido. Un poco de dinero fácil a partir de publicidad masiva, y gratis, frente a las reacciones de cientos de miles de personas con visualizaciones en internet.

Goat Simulator vino de la epoca en la que los simuladores empezaron a perder la cordura, un movimiento impulsado por el chiste fácil, y por que no decirlo, por un publico que no tiene miedo en perder 5 dolares por las risas. Rock simulator, tree simulator, grass simulator alcanzaron la cúspide de la creatividad humorística de aquellos meses en los videojuegos y se llevaron algo de dinero a casa. ¡Hay que risa! y unos cuantos que merecian la pena y respetaban al jugador como la secuela espiritual de Eternal darkness se fue a la quiebra por decir un solo ejemplo.



Son juegos hechos para impulsar la moda, para sacar algo de beneficio en ello, los cuales poco tiempo después de pasada la tendencia de los absurdos simuladores se dirigieron al siguiente paso desarrollando juegos que no son para jugar, que no superan 2 horas de contenido neto, que harán perder tus dolares y que le quitan valor a méritos jugables anteriores. Pero el genero humorístico no anda solo, y lo acompañan dos increíbles clasificaciones.

En primer lugar no se había visto una jornada tan amplia de juegos de terror en primera persona, SCREAMERS de grito fácil desarrollo incompleto y diseño evidente en la ubicación de los sustos. Juegos con historias repletas de clichés, sin ritmo, y sin complejidad en sus apartados que han tenido un enorme éxito. Cuando Konami, Kojima y Sony unieron sus fuerzas y dejaron gratis en playstation 4 al P.T (Playable Trailer) la comunidad jugadora mojo sus pantalones del absoluto miedo e impacto debido a la enorme calidad que puso a prueba a todos los jugadores para resolver, eso si, el descabellado acertijo final. Un pequeño trailer con verdadero diseño y talento se robo una merecida atención y demostró a sus competidores una calidad basada en la habitación sola, en el manejo coherente de los controles y en la planificación simple y muy efectiva de la totalidad de su entorno. Aun asi nada puede compararse al exito masivo de otros juegos que no son rivales en calidad.




El segundo genero es aun mas terrorífico. La dificultad en un videojuego es una necesidad para jugar bien, establece el reto que obliga a mejorar en la mecánicas y en la comprensión del valor de juego basado en la repetición. Existen dificultades que atormentan pero el verdadero valor se encuentra en hallar diversión en el transcurso y en reconocer que la meta esta siempre alcanzable. Para evitar la frustración, el sentimiento que menos debe uno sentir en videojuegos, las reglas de juego no deben cambiar de manera injusta ya que la planificación de todo el juego se basa en jugar con esas reglas a la perfeccion. Cuando las sabemos plenamente tenemos el control del juego y ya somos aptos de conseguir todos los secretos y recovecos que antes nos ocultaba

Los juegos UNFAIR van mas allá de la dificultad y bajo ninguna circunstancia están en una correcta negociación con la satisfacción, el aprendizaje y mucho menos con la diversión. Básicamente no hay juego, convirtiéndose en una constante tortura masoquista y voyerista por otro lado. No hay nada divertido o meritorio en cambiar las reglas de juego, en no tener recompensas valiosas y en tener un valor mas alto de stress y frustración comparado al de la diversión y aprendizaje. Los loles como se dice en la jerga de internet han justificado que todo quede reducido a poco diseño, y mala planificación para amargar la vida del jugador. Un juego de esta categoría que ha sido preferido frente obras maestras para niños, jóvenes y adultos por un publico confundido, le bota la dificultad en la cara al jugador para herirle, desatarle y molestarle, generar frustraciones y tenerle miedo a la sorpresa. Entiendo que un juego como estos resulte tener una basta popularidad por ser gratis en su mayoría, pero tampoco estamos hablando de precios astronómicos para adquirir buenos y valiosos juegos. Ademas aprender las mecánicas no resulta suficiente, no hay merito en restringir la libertad hasta niveles asfixiantes y quitar las posibilidades para superar una barrera física que rompe un concepto tradicional de juego.



Es un poco preocupante que la comunidad este jugando y publicitando o compartiendo de manera masiva los Antijuegos, que lucen con gran atención sobre otros y cuyos aportes son escasos. Increible tambien que hayamos permitido darle tanto éxito y reputación a juegos como Happy Wheels,Surgeon Simulator, Unfair Mario, Slender man, I Am Bread y a la broma que se acabo hace mucho tiempo de Goat Simulator entre otros. Resulta injusto que la comunidad este perdiendo el tiempo con esta clase de contenidos y no esté dispuesta a conocer antiguas obras maestras ocultas por la ausencia de oportunidades, y juegos actuales que tanto pueden aportar en el desarrollo de todos.

Muchas gracias a los artistas relacionados, a los videos compartidos y a ustedes por leer. No se olviden de jugar Super Mario Sunshine.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante artículo, jugaré mario sunshine

Sir Laguna dijo...

Wow...

Como alguien que lo ha pasado delicioso jugando Goat Simulator (o viendo a su novia jugarlo, o viendo a youtuber jugarlo) creo que usted esta siendo demasiado... no se cual es la palabra... injusto? con ellos. Todas las razones que suted menciona para la existencia de estos juegos (pasar un rato tonto, reirse de ver a los demas pasando susto) son razones perfectamente válidas para un juego existir (carajo, estamos hablando de un mundo en que el HATRED tiene el derecho de existir).

Lo bueno es que no importa que estos juegos existan, siguen existiendo otros géneros y gran variedad en el medio. Yo soy uno que me he quejado hasta la saciedad de la enorme cantidad de FPS militares que hay, y aunque creo que esto si esta afectando la imagen externa del medio, la verdad es que en ningún momento han parado de salir juegos interesantes de otros géneros y que cuentan con sus propias comunidades y fanáticos.

Tal vez usted no estaá buscando lo suficiente.

P.D. Super Mario Sunshine es FREAKING AMAZING. Preach it bro!