miércoles, 13 de agosto de 2014

¿Y COMO HA LLEGADO EL STUDIO GHIBLI A ESTA TRÁGICA SITUACIÓN?





@Selinkoso




Hemos escuchado que Pixar, Dreamworks, Sony, Bluesky y otros más elaboran con un redituable éxito películas de animación por computadora que la gran mayoría de las veces son un hit en el verano en Estados Unidos y en el resto del mundo, con cientos de salas de cine que las distribuyen. Por no irse tan lejos la última película creada por Dreamworks Animations SKG:The Croods recaudo 587 millones de dólares a nivel global y tuvo un coste inicial de 137 en los que se puede incluir desarrollo creativo y publicidad. Pese a que muchos expertos en la materia mercadotécnica del cine han exigido una re clasificación del cine, hoy entendemos que no todas las  producciones que se realizan en estos estudios generan semejantes números de recaudación.

Podríamos incluso dividir en cine de entretenimiento puro, a esta cinematografía que esta específicamente diseñada para ganar dinero, copiar ciertas influencias de los videojuegos, y tener la más rimbombantes escenas en CGI. Nunca antes habíamos asistido a espectáculos cinematográficos hechos tan rápido, tan poco originales en sus conceptos y basados de forma cuantiosa y descarada en el boom del comic.  Vivimos en una era que está influenciada por y para hacer dinero, cuyas distribuidoras de cine meten sus manos en todo el proceso creativo sin tomar ninguna clase de  riesgos. Más que nunca se entiende la importancia de la mercadotecnia y lo redituable que resulta tener cientos de miles de productos con tu imagen, licencia o marca registrada basada en una película, en donde una gran mayoría que tienen una linea mas artesanal, de autor, comprometida con la creatividad y el amor al cine se ven reducidas a obras de culto sin ninguna clase de éxito comercial.





En el pasado, es decir durante la década de los 80 y 90, la animación mundial estaba liderada por Walt Disney Animations Studios tal vez no en talento y creatividad, pero podríamos atrevernos a  concluir un control total del mercado y una presencia en todos los países del mundo. Su beneficio económico mayoritario venia de no tener competidores directos, de tener pocos estudios de animación que pudieran si quiera alcanzar lo que ellos ya venían haciendo en una experiencia de décadas y de segmentar ese mercado con base en enormes películas familiares.

Justamente, películas provenientes de Japon, una de ghibli como lo fue TOTORO y la otra AKIRA, pusieron sus cartas sobre la mesa para dudar  la solidez de ese reinado. Hoy en día Disney tiene infinitos competidores: la acción real, la ciencia ficción, la animación por o sin computadora, las películas de super-herores, todos los mas publicitados entretenimientos visuales que incluyen  televisión y la internet, competen entre sí y ya hacen parte fundamental de su modelo de mercado. Es inevitable que con el pasar de los años le tocara a la animación que conocíamos adaptarse al cambio en tercera dimensión y a las redes sociales, ahora ya no tiene esa segmento único que antes le pertenecía.




La competencia voraz está basada tanto en capturar a la familia como a las grandes superficies de cine. Las recaudaciones de taquilla apabullantes están conseguidas a partir de llamar a papa, mama, hijos y primos a la sala de cine, a las palomitas de maíz que nunca terminan de comer, a las bebidas azucaradas y las explicaciones permanentes del guion en murmullos. ¿Para qué llamar a un  par de amigos aficionados a Michael Bay si puedes llevarte a toda tu familia y llenarles los bolsillos?

Por otro lado están los enormes mercados y superficies con películas dirigidas exclusivamente a públicos representativos. Con una China como mina de oro por películas como Xmen Days of Future past y su actriz popular BingBing  o Transformers 4 que se enfocó primero en estar en los cines de Beijing que salir en su natal Norteamérica. Estos países son los mercados más importantes del mundo, uno con 200 millones personas y el otro con 1000 millones los cuales tienen enormes capacidades de ir la sala de cine más cercana. En ningún territorio más amplio existen tantos cines por kilómetro cuadrado.

Ahora bien, Ghibli es un estudio relativamente pequeño, jugando ante semejantes circunstancias de mercado que han venido variando desde su conformación oficial como estudio independiente en el mundo de la animación, en un ahora lejano 1984. Precisamente todas estas circunstancias de mercado se han inclinado por los grandes estudios norteamericanos que juegan aveces por el mango y cuyas reglas mas que nunca afectaron al estudio japonés justo cuando este se embarcaba en desarrollar sus mas ambiciosos proyectos.

De camino al éxito





Dos momentos en la historia de Ghibli deben enmarcarse: el primero es en 1992. Tras haber logrado éxito en su país natal con la taquilla de sus tres anteriores  películas lanzadas en 1989, Kiki aprendiz de Bruja, en 1991, Recuerdos del ayer  y la de ese mismo año sobretodo: Porco Rosso: Isao takahata y Miyasaki se proponen establecer de forma permanente el staff de animación y ubicarse en su sede principal. Finalmente ubicados mas allá del ámbito Otaku y de animación, su presencia en el cine mundial les permite tener un mercado mundial.



El Japón es definitivamente la meca de la animación mundial, no hay otro país que consuma mas anime en el mundo con diversos canales que transmiten en horarios prime, series que pese a que no tengan un marcado éxito seguirán por su público lo que mas se pueda. Se podría decir que se consume más dibujos animados que personas reales en la TV Nipona. 

Los estudios se conforman única y exclusivamente para desarrollar series que estén programadas en un parrilla ya muy definida.  Cuando estos desarrollan una serie en su mayoría creada a partir de un manga exitoso, deciden contratar por periodos de tiempo establecidos a todo el staff, hasta que se acabe la serie, o sea definitivamente cancelada. Ese staff no puede ser el mismo en cada nuevo proyecto, ya que el talento es diverso y se necesita de diversidad, así que los animadores, coloristas, fotógrafos y demás compiten uno contra otro de forma profesional y amigable, para ocupar un trabajo de contrato indefinido y luego se acabara el contrato cada cierto tiempo. Ha funcionado el sistema en todos los frentes del mundo, desde Japón hasta los Estados Unidos desde el inicio de la industria de la animación.


Se considera una utopía y mas por aquellos años la unificación del Studio Ghibli. Una empresa donde se asalariaban mensualmente sus trabajadores se estuviera haciendo o no, un largometraje. Inclusive si la anterior película lanzada no tuviera buenos resultados en taquilla. Otra consecuencia de un staff permanente es el estilo de animación y color tan único de la compañía consecuencia de retener a los mismos integrantes y formar una firma única y particular conseguida literalmente por la experiencia durante muchos años.




Tengo entendido que ni el staff de Pixar, ha logrado ser tan permanente mientras que Ghibli, emporio modesto económicamente y sinónimo de calidad, había sobrevivido prácticamente integra por 20 años. Hasta hoy.

El segundo punto para enmarcar es 1997, en donde Disney accede conTtokuma, la distribuidora de películas en Japón, para distribuir bajo su sello las películas de Miyasaki en los paises de mayor accesibilidad a sus productos, si, únicamente las de Miyasaki, principalmente en todos los cines de Estados Unidos. Como les contaba anteriormente por fin Ghibli tenia acceso al primer mercado de cines del mundo.  La unión provino de la planificación para el mas ambicioso proyecto de la animación japonesa hasta ese año: LA PRINCESA MONONOKE, que tenía todos los medios tecnológicos de la época y que llegaría por primera vez a todos los países del mundo, claro paulatinamente. La princesa fue en su momento la película japonesa más vista de la historia, y puso en la mira global, por fuera de los círculos de siempre, al gran estudio. Disney con los derechos se puso en la tarea de promocionar de forma pomposa la película, doblándola al inglés con actores de buena talla como Minnie Driver, Billy Bob Thornton, Billy Crudup y hasta Claire Danes, lamentablemente la misma Disney tenia copados los actores de doblaje de primer nivel.



Con el dinero, la repercusión, la prensa y los espacios abiertos en la industria del cine, se inicio una carrera por hacer una película completamente original, desde el guion y la puesta visual. Cuando se terminó la producción y poco tiempo después su participación en diversos festivales del mundo con renombrado éxito , EL VIAJE DE CHIHIRO que por si misma había recibido una enorme trascendencia en el cine con muchos premios ya ganados a nivel mundial,  Disney impulso su carrera a toda maquina en Estados unidos para poder ganar con ciertas influencias, merecidas hay que decirlo, el Oscar animado que había sido prácticamente recién creado y que les permitiría llamar la atención por varios meses mas al publico que desconocía el trabajo. Este ha sido el único Oscar que ha ganado  toda la industria del anime de Japón con más de 40 años de historia.




Con el premio en el bolsillo, era el momento más feliz de la existencia de la compañía. Apoyados en el éxito no hubo tiempo de espera para desarrollar otro nuevo proyecto, esta vez y quien no los entendería con los ánimos a tope. EL CASTILLO AMBULANTE tuvo un presupuesto de 24 millones de dólares y alcanzo a nivel mundial la monstruosidad de 234. La meta se había alcanzado, Ghibli era un fenómeno mundial. Tenía la independencia suficiente de Disney, el mercado estable y la reputación  para alcanzar todas las metas creativas que quisieran.




El siguiente éxito vino de Ponyo en el acantilado, la cual tuvo una Disney como nunca antes interesada como padrino, en Ponyo se manifiesta un fuerte intención por parte de esta para crear en oriente un nuevo Totoro. La película vino de la mano de una fuerte campaña de marketing, que se quedó en una modesta repercusión. Sin embargo, Miyasaki, respondió con firmeza. Ponyo es en mi opinión una obra maestra en toda regla con importancia magistral a la fantasía y a la animación. Sus secuencias son intrincados movimientos y flujos de viento, coreografías de baile, música y amor por la etapa infantil, en la que una fotografía no le hace nada de justicia a su detalle por el movimiento, y al enorme reto técnicos que consiste. Sobre todo a la participación de Joe Hihashi.



Hasta aquí he hablado de éxitos, de las líneas de prensa más destacadas y de las películas que mas fanáticos ha llevado al cine, a comprar dvds y merchandaisng, y de la recordación de las mayorías. ¿Pero debe haber una razón por la cual subraye con sobrada importancia la no distribución de parte de Disney de las películas de Isao Takahata en los cines por fuera de Japón?. Puede que mis anteriores conclusiones  les hayan dado la impresión del inconmensurable éxito del estudio japonés dentro y fuera de su país natal.

¿De camino al cierre?

El éxito ha provenido casi única y exclusivamente de Miyasaki, mas no enteramente del estudio. Ghibli ha producido 22 películas desde su inicio oficial. Solo 8 han superado la barrera internacional fuera de festivales, con total intenciones comerciales y el resto en particular las películas que no ha dirigido Miyasaki, es decir las desarrolladas por Goro Miyasaki, su hijo, Hiroyuki Morita, Hiromasa Yonebashi, tiene un resultado bastante modesto en lo comercial.




Justo cuando se acababa la producción de la Princesa Mononoke, Miyasaki anunciaba por primera vez sus intenciones de retiro. Fue el momento justo en el que se paso por la cabeza lo que es tan común en las empresas de Japón y sus lideres con años ya entrados: el recambio generacional. Dando la oportunidad a otros creativos de dirigir películas.



Como una gran mayoría de personas vamos al cine impulsados por nombres de referentes del sector,el intercambio de directores como los antes mencionados no entusiasmo al publico. Así que Miyasaki postergo sus ideas de retiro atado con sus deseos profesionales, artísticos para ganar una base solida en la que esta clase de intercambio funcionara. Todo parecía estar saliendo a las mil maravillas tras el castillo ambulante, y había el dinero suficiente para que los siguientes riesgos tuvieran el mismo éxito. Pero no fue así. Tras las hermosas aventuras de la sirenita japonesa han venido 5 películas de las cuales ninguna se ha convertido en un hit irrefutable, películas que inclusive nunca llegaron a Colombia, pocas a latinoamericano e inclusive todas estas con sobre-esfuerzo para que fueran mostradas en Europa.




Los números con las películas que no dirige Miyasaki no engañan: HARU EN EL REINO DE LOS GATOS costo 20 millones recaudando 53, CUENTOS DE TERRAMAR tubo una inversión de 22 ganando 68, LA COLINA DE LAS AMAPOLAS se presupuesto de nuevo en 22 y recibió 61. ARIETTY Y EL MUNDO DE LOS DIMINUTOS no obtuvo el beneplácito de la critica y el impulso de Disney lo llevo desde los 22 iniciales a finalmente recaudar 145. Comparando estos números con las mounstrosidades de las obras  de Disney o Dreamworks con sus 120 millones de inversión para ganar 600, la cosas en esta industria no se ven muy justas y equitativas. Tras el estreno de estas películas afrontando altibajos económicos, que afortunadamente nunca han tocado lo creativo dos gotas rebasaron la copa

Oficialmente  la edad de Miyasaki no lo dejaría continuar, en el 2013,  Ghibli anuncia que finalmente cedería su puesto de trabajo a mentes creativas mas jóvenes. Junto a este el gran Takahata le acompañaría en el retiro de una industria de animación a la que tanto le habían dado.




En el 2013 llego la espectacular EL VIENTO SE LEVANTA, que hacia su gira alrededor del mundo por los festivales mas importantes con el subtitulo de la ultima película del gran director y que impulsaría con éxito su destino a través del publico.

Pese a que sus resultados en taquilla están lejos de ser negativos, The Wind Rises se vio plagada de publicidad negativa, aduciendo a la santificación de un personaje que tenia participación directa en la segunda guerra de Japón, junto a una alusión a la conveniencia de la industrialización y militarismo del país del sol naciente. Hay que ver como la radicalización de las personas los puede alejar de la razón.

La primera gota , pequeña pero algo importante, vino de su propio socio: el Oscar genera una importancia mediática que estimula a los cines nacionales de estados unidos a poner de nuevo las películas que habían ganado una estatuilla, junto a llevar a los cines del resto del mundo faltante la película con el subtitulo “la ganadora del Oscar” que le genera interés al publico sin importar idioma.





El Oscar como mejor película animada fue ganado  por Frozen, con el impulso supremo de Disney y la fuerza de sus cientos de millones a  nivel mundial.  Para la gran mayoría de  la critica, de los expertos y de muchos incluyendo a este servido,  la competencia ese año fue sobradamente superior a la ganadora con películas como Ernest & Celestine y la misma THE WIND RISES y otras que inclusive se quedaron fuera de la nominacion. 

Nada se puede hacer frente al interés de Disney de por fin llevarse, por si mismo, tal premio, asumiendo de por medio el final del ciclo de vida la película de Miyasaki en las taquillas del mundo donde podía ganar algo mas de reconocimiento económico que su narrativa, fotografía e ideas fantásticas y humanas nos había puesto sobre la mesa y cerrando de alguna forma su interés en el mercado japonés que por fin pudo capturar con la historia de las hermanas Anna y Elsa , junto a la posibilidad de haber llegado a Colombia, de la misma forma en la que en el pasado vino Chihiro a las salas de cine de nuestro país.



La segunda gota vino del estudio mismo: la película de despedida de Takahata, THE TALE OF PRINCESS KAGUYA se convirtió en la película más cara en ser desarrollada por el estudio. De forma no oficial se ha mencionado que su originalidad en el estilo visual, su poco común guion y con ello la continua re-estructuración de su grabación y edición han alcanzado los 49 millones de dólares. Tras su estreno   las cifras de 24 millones de dólares a nivel global incluyendo en Japón, han dejado herida de muerte a los intereses futuros. Este es sin lugar a dudas el primer fracaso total del estudio y se ha acumulado tras el aceptable a veces y mal en otros, resultado en taquilla de las demás películas.




Fue la injusta  historia de siempre con Takahata y sus modestos resultados en taquilla. Su visión de sutileza mágica y fantástica, critica, profunda, humana, seria, desgarradora a veces y esperanzadora en otras no era del gusto del publico y mucho menos de la versión santificadora , virginal y un poco monetariamente ambiciosa de Disney. Es muy poco común que al gran publico comprenda la sensibilidad y las ideas de Takahata y su visión marcada de la cultura japonesa y todas sus representaciones. MIS VECINOS LOS YAMADA son el mas perfecto ejemplo de que una idea por mas que buena, y sensible que parezca no tiene tanta repercusión como las historias de siempre, y las técnicas de animación tradicionales




Podría decirse que Takahata siempre fue un riesgo de la compañía que valía toda la pena correr, una inversión que no permitía generar ganancias y dividendos masivos, pero que se pagaba el gasto. Un sello que pertenecía únicamente al publico de japón y que mantenía con los pies en la tierra al estudio. Sin embargo ya quisiera uno tener semejantes lastres, Takahata es en mi opinión el mejor narrador de historias humanas del Japón, es el que le dio la mas alta sensibilidad al cine de animación y es mi director japonés favorito.


Su sutiliza, estilo, sobriedad  para narrar el japón fuera de estereotipos, y lleno de vida y profundidad lo subrayan por sobre otras líneas de siempre en esa industria.

Pero la inercia de las fuerzas económicas no tiene impedimento, y tantos años de utopía financiera llegaron finalmente a un termino. Una cuenta de cobro que no dudo un solo minuto en que fue evidenciada desde hace tiempo, llego a las puertas de Ghibli. En ella se hacían cobros del pasado mas cercano, y algo del lejano, una nota con letras pequeñas que dice: “si quieres sobrevivir al futuro”. Las reglas que les mencionaba antes seguirán sin cambiar y viene el tiempo preciso y sabe dios si el dinero también, para adaptarse al cambio.Les he dicho también que Ghibli es un estudio pequeño desde un punto de vista relativo, pequeño comparado con los enormes fondos financieros de los estudios norteamericanos.

Ghibli es uno de los estudios natales mas grandes de Japón. En todos los ámbitos, ya sean en 2d, 3d o personas de carne y hueso. Nadie mas hace películas en yenes mas costosas, y con ello aun  no es suficiente. Ademas de que no todas sus películas se distribuyen en el mundo, las que lo han logrado jamas han tenido un estreno mundial simultaneo, su paso a través de los cines del mundo se hace lento y progresivo, llegándose a tardar meses, inclusive años, cuando el interés y los precios se disminuyen.




Ghibli además se enfrenta a grandes del entretenimiento como lo fue Superman en su momento en el mercado de Japón como lo hacen ahora todos y es de su propia obligación firmar acuerdos para elaborar juguetería, publicidad, y otro tipo de marketing. Como lo puede confirmar el tercer lugar de su ultima película WHEN MARNIE WAS THERE enfrentada ante pesos pesados como Maleficient o Edge of Tomorrow.

Otra de las particularidades que ha enfrentado ghibli, es lo difícil que resulta llamar al publico mas taquillero. Son los pocos aficionados a sus directores los que irán solos o en la compañía de alguien cercano a ver películas como estas, la familia, bastión fundamental de los grandes estudios jamas llegara al cine a ver en compañía de hijos y otros pequeños esta clase de historias, aunque estas no sean cerradas a estos públicos, están escritas y destinadas a ser disfrutas  por públicos mas juveniles.

Cabe recalar ademas, que pese a que se ha logrado penetrar el mercado Nortemaericano de forma sostenible,ese segundo mercado mas grande del mundo , el chino, esta cerrado por tradiciones culturales y políticas de siempre a todo lo que llegue a producir el japon. Perdiendo una ventana de presentación con esa enorme cantidad de publico a un paso geográfico tan cercano.


Ghibli compite por todos los frentes. Su falta de apabullantes presupuestos, para llamar a enormes públicos con publicidades en Internet. La competencia frente a la piratería, frente a la distribución ilegal de sus películas, frente a Internet. Son escenarios de marea en contra: un industria anime mas diversificada y estereotipada, un publico muy definido y ciertamente radical ante el cambio y las cosas nuevas. En una competencia voraz que devora todo lo que se lleva a su paso para llegar a los ojos de los espectadores.Y ademas un publico mayoritario y cerrado que por su falta de interés en el cine a todo lo que no provenga de una industria hollywoodense, en el que ciertamente a veces me incluyo. Un publico que no tiene miedo en considerar, estúpido y superfluo ver animación sin la compañía de un niño.


Fue inevitable considerar con la importancia que merecía a Disney en la historia del por que le sucede lo que le sucede a un estudio como este. Queremos lo o no, solo un titan de colosales dimensiones puede colaborar en algo a la estabilidad que hoy desequilibra al estudio Ghibli. Su participación aveces negativa a veces positiva permitió que se construyeran los sueños de un mejor futuro.



Ghibli es un estudio que se base en esa clase de condiciones filosóficas, de perspectivas de la vida. Algo románticas, idílicas. Ser la verdadera maquina de ilusiones, de magia y de color es un lujo que muy pocos artistas han podido crear y sostener por tanto tiempo, con tanta ética y respeto a sus convicciones propias. Que un mismo staff  se haya mantenido integro durante tanto tiempo es la muestra de la calidad en sus ideales y profesiones, en la disciplina férrea y en el amor a sus trabajos, convicciones mas que tradicionalmente japonesas, tradicionalmente Ghibli.

Siempre es inevitable adaptarse a la cruda realidad, al concreto duro, áspero y frió. Pero estoy seguro que los desafíos que atraviesa para sobrevivir estarán marcados por el éxito y la inteligencia. Repito son reglas de juego rancias en los que inclusive algunos grandes como Dreamworks se ven incluidos. Reglas que pueden dejar de alimentar familias enteras, reglas que ponen en la calle a personas de carne y hueso.



Los intereses pasaran del mero aparato económico, el compromiso de una compañía como esta no esta reflejado en adueñarse del mundo, sino en ofrecer a sus espectadores, emociones y fantasías hermosas, y líricas para permitir creer en la vida y afrontarla con una sonrisa de esperanza en el rostro. Sino hubiera sido así, como hacen muchos otros, hubiéramos visto hace muchos años una segunda parte de Totoro o Chihiro.

Sobrevivir será redirigir su museo, su presencia en el marketing de Disney, la explotación de sus licencias mas prolíficas, participar con mayor modestia en el mercado cinematográfico o reducir su publico al Japon únicamente, participar en la TV de una forma mas activa y otras fuentes mas de ingresos que den la oportunidad tal ves no en un futuro no muy lejano ,de volver a tener a un Miyasaki con nosotros, sino a sentir que el mundo es un lugar mas cálido con sus trabajos.




Yo creo que hay vida después de esta tormenta. Gracias a los artistas y paginas que han subido sus enlaces e imágenes, a los artistas que he compartido, a las paginas en las que me he basado y sobretodo al sensacional blog generacion ghibli que me ha mantenido informado.  Gracias por leer.

No hay comentarios: